Estuvieron presentes, la Ministra de Desarrollo Humano, Natalia Sarapura; la intendenta, Elsa Flores; funcionarios provinciales, profesores y alumnos.

“Es un gusto poner en marcha este tipo de iniciativa, que vamos a replicar el año que viene y fortalecer esta política”, afirmó Morales.

“Fue un acierto que podamos alimentar a través de las escuelas a 150.000 niños y por ello quisimos continuar en épocas de vacaciones, pero detrás del tema alimentario, también se implementaron actividades culturales y deportivas”.

Asimismo, el Morales agradeció a las familias que acompañan porque “Escuelas de verano es fortalecer los lazos familiares y que este sea un lugar de encuentro”.

A su turno, la ministra Sarapura, expresó: “Lo que sentimos cuando visitamos las distintas Escuelas de verano, es recoger esa energía que los talleristas y profesores lograron al cuidar a los niños promoviendo las prácticas deportivas y culturales”. Del mismo modo, agregó que “esta es una política pública que aborda lo alimentario pero que también piensa en el bienestar de los niños y niñas”.

Finalmente, la intendenta Flores, destacó que “es una alegría que los chicos tengan esta contención con las diversas actividades que se desarrollan con este programa”.

“Gracias Gobernador por darle esta oportunidad a estos niños, porque en otro tiempo no se hizo esto que se está haciendo ahora”, concluyó Flores.